Limpieza de una falda tribal

Las faldas que utilizan las bailarinas de tribal,suelen estar confeccionadas en tela de algodón y teñidas a mano, aunque también podemos encontrarlas confeccionadas con otros materiales, como por ejemplo las que se realizan con telas de saree originarias de la india que pueden ser de seda, las más apreciadas, o de otros materiales como algodón lino o incluso fibras sintéticas las de calidades inferiores. Las conocidas faldas jaipur se confeccionan igualmente en algodón. Además algunas de ellas traen un apresto de almidón que les otorga más firmeza y lustre para que sean más atractivas al venderlas.

Algunas de las personas que se inician en la danza tribal suelen tener la curiosidad de si se puede lavar una falda tribal y como hacerlo en caso afirmativo, de ahi que haya decidido hacer esta entrada en el blog para tratar de responder a sus dudas.

Las faldas de tribal si pueden lavarse, es falsa la creencia que tienen algunos de que si lo hacen la falda se echará a perder y os lo puedo garantizar puesto que yo misma he lavado en alguna ocasión mis propias faldas de tribal.

El tema está en cuando debemos lavar nuestra falda, ya que no es necesario ni recomendable hacerlo asiduamente. Pero pensad que de utilizarlas muy a menudo, sí van cogiendo suciedad, sobre todo en los bajos y en la zona de la cinturilla, asi que siempre llegará el momento en que será necesario limpiarlas. Eso sí demora todo lo que puedas ese momento para que su vida sea mucho más larga, ya que además no es una prenda precisamente barata, si tu falda no tiene manchas o no sudas excesivamente pero ha cogido algún olor desagradable, puedes utilizar incienso para neutralizar o eliminar el olor y hacer que tu falda huela a tu incienso favorito.

Cuando haya llegado el momento de lavarla entonces lo primero es tener en cuenta su color. Si se trata de una falda blanca lo tienes mucho más fácil puesto que al no llevar tinte puedes incluso meterla en la lavadora en un programa de agua fria corto para ropa delicada. Por supuesto no utilices lejía, ni la introduzcas junto con otras prendas de color.

Si por el contrario la falda va teñida entonces te recomiendo que la laves a mano, esto al fin y al cabo es lo que han hecho las tribus que las utilizaban originariamente a lo largo de la historia, solo que nosotros ahora tenemos más elementos que nos ayudan a hacerlo con mas facilidad.


Para lavar tu falda hazlo por el revés y utiliza un jabón líquido para ropa delicada, pues a pesar de que las faldas de algodón admiten otros detergentes o jabones, esto te ayudará a prevenir la decoloración de la falda ya que están especialmente formulados para no agredir tu ropa. Lava cada falda por separado para no correr el riesgo de que alguna partícula de tinte pueda transferirse entre prendas, ni siquiera te fies de hacerlo utilizando un producto antitransferente de color pues estos productos no siempre funcionan, sobre todo cuando la prenda no se ha lavado ya varias veces y ha perdido parte de su tinte, que es precisamente lo que queremos evitar que suceda con nuestra falda, ya que perdería encanto si su color pierde intensidad.

Por supuesto al lavar a mano damos por supuesto que estarás lavando en agua fria o como mucho tibia, pero por si acaso aclaramos este punto, no laves tu falda bajo ningún concepto en agua caliente porque además de que puede encoger también contribuye a que el color se pierda.

Lavar tu falda no debería llevarte más de 5 minutos si la lavas individualmente como te he indicado.

No retuerzas la prenda al lavarla, ni siquiera para escurrirla, esto podría deformar tu falda y sobre todo si tu falda es de seda se trata de un material muy delicado que tienes que tratar con cuidado. Cuidado también de frotarla indebidamente, no utilices cepillos, ni frotes enérgicamente entre si con dos partes de la misma prenda.

No intentes tampoco lavar la falda con vapor, las altas temperaturas ya hemos dicho que afectaran a la prenda y además esto, aunque eliminará malos olores y matará las bacterias, no sirve para eliminar la suciedad ni las manchas.

Si ves que cuando termines de lavar tu falda esta chorrea mucho, deposita la falda sobre una toalla vieja para que absorba el exceso de agua, no la introduzcas en la secadora porque el calor que produce hace también que las fibras se tensionen y encojan. Retira despues tu falda de la toalla y cuélgala de una percha para que termine de secar. No la pongas al sol para secarla, el sol hace que pierdan color con mucha facilidad y rapidez, yo por ejemplo cuelgo la percha con la falda en la ducha, asi no hay problema si escurre algo de agua todavía, si la dejas toda la noche a la mañana siguiente suele estar seca ya y si por cualquier circunstancia aún no lo está, retírala del baño cuando te duches para que no coja humedad de nuevo. Tampoco utilices el secador de pelo para terminar de secarla, ni la pongas por ejemplo sobre un radiador, que seque de forma natural.

Puedes utilizar vinagre, sal, ácido bórico, limón, etc, estos trucos se recomiendan para conservar los colores, pero cuidado, porque mal utilizados pueden desgastar más el tejido y estropear tu falda e incluso hay que tener en cuenta que no todos los tintes tienen la misma composición ni reaccionan del mismo modo a estos elementos y algunos podrían tener una reacción que consiguiese justo el efecto contrario al deseado.

En ocasiones el apresto de la falda puede ser excesivo o simplemente no ser de tu agrado, una vez que lavas tu falda y si utilizas además suavizante abundantemente, que la dará un olorcito muy rico, o un poco de vinagre en su defecto, la prenda queda mucho más suelta y a mi particularmente me gusta más porque la falda al bailar se mueve más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi web

Danza del Vientre Asyut

Facebook

Pinterest

Canal Youtube