Aprender tribal fusión: Reflexiones I

Hace ya bastante tiempo, concretamente en julio de 2014, es decir, va ya casi para un año, Alicia López escribía un interesante post en su blog que me gustaría retomar hoy. Lo primero antes de nada es poneros el enlace a la entrada porque si no lo habéis leido aún, os recomiendo hacerlo, ya no solo por lo interesantísimo que es, sino porque abre un debate, cosa que a mi me gusta más que a un marrano un charco, y es de lo que voy a hablar ahora aqui, asi que si no sabéis de que va, todo lo que diga a partir de ahora os sonará a chino. Asi que pinchad aqui para ver el artículo de Alicia.


Bien, vaya por delante que yo personalmente me paso las modas por las narices, las puedo estudiar, tenerlas en cuenta, no en vano como diseñadora y artista tengo que tener muy en cuenta los estilos, tanto los históricos como los novedosos, conocerlos, saber de que van y aplicarlos, pero personalmente hay algo que está por encima de todo y es mi personalidad propia. Yo soy una tia muy ecléctica, tanto en mis principios y forma de pensar o actuar, como en el arte, mis diseños sobre todo como diseñadora de interiores son quizás los que más han acusado esta tendencia mía a investigar mezclándolo todo, y en otros campos no soy muy diferente.
Llegados al campo de la danza, una vez más me gusta el eclecticismo, y como no por tanto, me gusta la fusión, es obvio. Y para fusionar cosas, primero hay que conocerlas mínimamente, que es una tarea en la que sigo empeñada desde que empecé en esto en el año 2008.

Cuando estamos dentro de oriental encontramos muchos estilos bastante bien definidos, también podemos soltarnos la melena si exploramos el estilo de fantasía, y dentro de tribal también nos encontramos con estilos que aunque jóvenes tienen ya un peso, como ocurre con ATS, pero llega la fusión y tal y como preguntaba Ali ¿tenemos momentos o tenemos ya estilos?. Pues yo no lo sé, la verdad. Pero ¿que más da? ¿hace falta ponerles etiqueta o lo realmente importante es bailar, estudiar, aprender y experimentar más?, porque según lo veo yo, en tribal fusión todos somos aprendices, de otros y de nosotros mismos, y ni los más experimentados saben muy bien como llamar a lo que hacen.

Lo más importante que veo yo en este tema es que al margen de como quiera llamar cada uno a su danza, esta tiene que convencerte, si uno no esta seguro de si mismo ¿cómo va a gustarle a los demás?, pues bailando pasa igual, si uno no siente lo que baila, si lo desconoce, si no le llega, ¿como demonios va a hacer arte? ¿como va a transmitir a su público lo que danza?

A mi realmente de que me sirve que me enseñen a bailar muy bien técnicamente un estilo de danza, si eso no va conmigo, puedo estudiarlo por cultura general, por tener unos conceptos claros de donde salen las cosas por ejemplo, pero empeñarme en estudiar para bailar un estilo que ni me va ni me viene, no me va a aportar con toda seguridad lo que necesito y quiero. Sin embargo si algo me llena, se que mi camino está ahi mostrándose para que yo comience a andarlo y conforme más me aporte, más debo insistir en recorrerlo.

Si ahora está de moda bailar dupstep por ejemplo y a mi me horroriza, o creo que simplemente no es lo mio, ¿para que me voy a empeñar en aprender dupstep por mucho que lo bailen las bailarinas más estupendas de la muerte o sea lo que mi maestro está empeñado en desarrollar?. Que lo desarrollé él, que lo baile él, pero yo no tengo porque dejarme arrastrar de algo que no quiero. Para bailar cosas que no me gustan casi es mejor quedarse en casa y bailar los pajaritos en la verbena de tu pueblo.

A ver si nos damos cuenta ya de algo, cuando uno está aprendiendo y comenzando a dar sus primeros pasos en la danza, lo normal es que bailes mal, lo siento, pero cuanto antes lo aceptes mejor, puedes bailar muy bien para tu nivel o el tiempo que llevas, pero si lo que espera tu profe es que bailes ofreciendo un espectáculo superinteresante que suponga una revolución en los estilos dancísticos y deje con la boca abierta a público y profesionales, pues la lleva clara el pobre. Irás mejorando por supuesto, y llegará el dia en que a lo mejor empieces a bailar hasta cosas bien, pero hasta que llegue ese día hay mucho recorrido por medio y los alumnos están principalmente para aprender, aunque puedas aprender también de ellos.

Los profes normalmente estarán quizás hasta el moño de ver bailar a la Rachel, a las Indigo en su momento pololos-bota, lírico o lo que sea, pero a lo mejor tu acabas de descubrirlo y te mola, y por tanto buscas aprender eso, ¿que es una copia? ¿y que? al principio todos hemos copiado, para empezar a bailar me van a enseñar pasos que realizan igual un montón de gente, ¿o acaso al ir a clase diseñan para ti un movimiento único y exclusivo para cada día? pues bien, cada uno tiene su momento, si yo como alumna hubiese vivido contigo en su tiempo el estilo x del que tú estás ya aburrido, a lo mejor es probable que coincidiese contigo en estar interesada en evolucionar por el mismo camino que quieres ir tú, pero también es cierto que seguramente no sería tu alumna, sino tu compañera. Yo como alumna busco, quiero, disfruto, analizo y desarrollo esos momentos pasados de moda que quiero entender y ser capaz de hacer. Ya llegará mi momento y dejaré de copiar y me bailaré mis propias creaciones, pero antes tengo que poder interiorizar muchas cosas para que fluya mi toque personal.

Por supuesto cada maestro enseña a su modo y no va a ser el alumno el que tenga que decirle como debe enseñar, faltaría más, pero si el alumno busca algo que no solo existe, sino que ha marcado un momento especial en el estilo, es normal que se quede decepcionado si no consigue encontrarlo en su maestro y buscará otro. ¿Que ocurre si no lo encuentra en ninguno? pues creo que la decepción será mayor y se corre el riesgo de que se desencante con el estilo. ¿Se pierde algo? por supuesto, simplemente como maestro piensa como sería tu danza si tu tampoco hubieses conocido todo este tipo de aspectos. Creo que un buen maestro representa un eje fundamental sobre el que se desarrolla la autorealización de su alumno y debe buscar la motivación de sus pupilos. Muchas veces se da por hecho que el alumno puede encontrar esos datos que no nos apetece dar en internet por ejemplo, pero no es asi,primero porque no todos los alumnos tienen porque controlar el tema de las búsquedas a través de internet y segundo porque muchas veces ese material que buscan es retirado y no llegan a tiempo de ver lo que tu en su día si pudiste ver.

¿Y si voy a un espectáculo profesional y veo un número de ese tipo? pues pueden pasar dos cosas, una que sea un número que no me aporta nada, que me aburre soberanamente y otra que me apasione y que aunque sea algo que ya se ha hecho mil veces emane arte por los cuatro costados. Yo he visto bailar ya cuatro veces el lago de los cisnes, pero eso no quita para que me apasione volver a verlo mil veces mas si es preciso si los bailarines son buenos artistas. Si alguien profesional mañana me vuelva a bailar un momento borrachillas y me llega, pues viva la repetición, ¿será un estilo? no se si yo lo llamaría estilo, creo que no, para mi un estilo seria una serie de caracteristicas que definirían esa danza siempre que se realiza, pero que irían más allá de la actuación que hizo pepita o menganita, es decir, que si yo mañana me bailo un número disfrazada de pez espada, eso no quiere decir que ya nadie más pueda bailar otra cosa haciendo de pez espada y que ya por el hecho de haberlo experimentado yo la primera ya pueda decir que es el estilo "mio", habría entonces tantos estilos como gente en el mundo o más, definir un estilo para mi implica un estudio mucho más profundo y perdurando en el tiempo.

No creo que uno tenga que dar  siempre lo que él público espera de él, uno debería dar lo que siente, su arte, el suyo, y si no gusta pues mala suerte, una de dos o no has llegado a ellos, no les has transmitido, o si a ellos les gusta mas otro tipo de danza pues has de aceptar que no estábais hechos el uno para el otro y tendrás que buscar el público que quiere lo que tu puedes ofrecer. Pero ofrecer cosas forzosamente por buscar un aplauso más fácil, eso no tiene ningún sentido, creo que sería la peor de las estafas y faltas de respeto al público, salvo que no veas más allá de "intentar" ganar pasta y te importe una mierda el arte.

Eso si, si tú quieres bailar un estilo muy de moda y muy actual, no puedes saltarte lo antiguo asi con pertiga y todo, no hace falta que trates de meterte de lleno a perfeccionar esos "momentos-estilo" anteriores pero si creo que deberias saber de donde vienen las cosas, porque es lo que puede ayudarte a entender luego mejor tus propios caminos de investigación para definir tu estilo, asi que si no lo aprendes creo que si te estas perdiendo algo importante. Si te enseñan pasos de ATS R y danza oriental y tu quieres bailar una fusión como Zoe, puede que no estes ahora mismo aprendiendo su estilo, pero estas aprendiendo la base para llegar al mismo, porque procede de ahi.

Tampoco es que uno deba saber con pelos y señales toooda la historia hasta llegar al momento actual, pero si un mínimo, y cuanto más sepas, pues mejor, que ya dice el refranero que "el saber no ocupa lugar".


1 comentario:

Alicia López dijo...

Exacto, el saber no ocupa lugar. Este estilo es tan cambiante y farragoso que personalmente opté por priorizar en mis clase la ténica y la creación de combos y allá cada una que baile y desarrolle el estilo que quiera. Doy toda la info, los diferentes estilos, características, en qué se basan... Pero la base es la base, me parece más interesante que aprendan cómo pueden estilizar los combos que van aprendiendo al rollo que más les mole. Un mismo combo puede tener mil versiones y cuadrar en estilos diferentes con una música adecuada y un vestuario específico :)

Publicar un comentario

Mi web

Danza del Vientre Asyut

Facebook

Pinterest

Canal Youtube