No a las etiquetas de la danza

Bueno creo que un artículo como el de hoy hace mucha falta para que algunas personas a las que les encanta poner etiquetas vayan tomando conciencia de que no se puede meter a todo el mundo en un mismo cajón por mucho que coincidan en algún punto.

¿De que quiero hablar? pues muy sencillo, seguro que muchos de vosotros me vais a entender muy bien e incluso os vais a sentir identificados con mis palabras. Resulta que no son pocas las veces que tengo que escuchar determinadas sentencias hacia quienes bailamos danza oriental o tribal. Por lo que suelen decirme la gente que no está dentro de este mundillo de la danza, parece ser que nos ven a todos como si tuviesemos que cumplir a rajatabla un determinado perfil y desde luego nada más lejos de la realidad.

Dices que bailas danza oriental o tribal y automáticamente tienes que ser mujer, musulmana o simpatizante de esta religión en vías de conversión, vegetariana o vegana, votante de Podemos, feminista, friki, tatuada hasta la médula, putón verbenero o lesbiana, flower power, "sister" o hemanísima de todo lo que se menea al lado tuyo, etc y por supuesto complice de los árabes en su campaña de destruir el mundo.

Ya está bien de chorradas por Tutatis!!! de verdad que quien piensa esto es que no tiene, con perdón, ni puta idea de lo que está diciendo. Sí, efectivamente hay personas que cumplen con algunas de estas características dentro de la danza, pero no todas son asi ni mucho menos y desde luego hay cosas que son para echarse las manos a la cabeza.

Pues bien, vamos a romper mitos de una vez por todas. Para empezar, en la danza oriental y tribal no solo hay mujeres , también hay hombres, no son mayoría desde luego, pero cada día hay más y algunos de ellos brillantes. Hace poco leía el comentario de un amigo mio que baila también danza oriental y tribal, compartiendo su alegría por haber ganado un concurso de danza e ilustraba la noticia con una fotografía del diploma que le habían dado. Mi cara se quedó algo asi como la de Sebastián en La Sirenita, cuando se le cae hasta el suelo la mandíbula, porque ponía "1ª clasificada", !!¿pero esto qué es?!! si es que ya hasta desde dentro de nuestro propio sector parece que somos reacios a ver que no solo somos mujeres. No voy a entrar ya en si este detalle se debió a despiste, a tratar de ahorrarse dos duros en no imprimir otro diploma o vaya usted a saber, pero que duda cabe que los organizadores no solo tendrían que tener un poquito más de vista a este respecto sino que deberían esforzarse en respetar esta diversidad que estamos comentando a modo de dar ejemplo, porque si nosotros no cuidamos esto ¿como vamos a pedir que los demás lo hagan?.

Luego esta el tema de que los que nos metemos a bailar este tipo de danza somos poco más o menos que unos abducidos por el mundo árabe victimas de ser utilizados para destruir el mundo occidental. Si, ¿y que más? muchas películas y mucha televisión ven algunos me temo. Los que aprendemos danzas orientales lo que adquirimos es cultura, porque la cultura no solo esta en occidente señores, la cultura está por todo el mundo y es fantástico tener una mentalidad abierta que nos permita enriquecernos con tantas cositas buenas que hay por ahi. Estoy segura que cuando un español va a Japón a enseñar flamenco, por poner un ejemplo, a nadie se le ocurre pensar que es que España tiene trazado un plan de invasión a los nipones utilizando la danza como vía de lavado de cerebros orientales ¿verdad que no? pues aqui pasa lo mismo. Una servidora por ejemplo bien orgullosa que esta de ser española y además soy defensora a ultranza de mi cultura y nuestras señas de identidad propias, pero defender lo tuyo no quiere decir que tengas que cerrarte a lo de los demás. Os aseguro que si a mi me viene cualquiera a tratar de imponerme sus costumbres o lavarme el cerebro para que atente contra lo mio, lo lleva claro.

En cuanto a religiones nos encontramos de todo, hay musulmanes, cristianos, budistas, agnósticos, etc y normalmente no nos tiramos ningún mueble a la cabeza, quizás podemos tener alguna diferencia de opinión, debates más o menos intensos o incluso alguna que otra pequeña discusión por redes sociales frente a diversos sucesos, pero en un escenario o en una clase, a nadie se le pregunta a quien reza por las noches.

Hace tiempo escuché el comentario de unas amigas que habian asistido a un curso de giro sufí donde parece ser que se trataba de adoctrinar a los alumnos en pro de que si realmente querían aprender el giro, tenían que convertirse al Islam. Bien , no pienso negar esto en absoluto, ¿porqué? porque evidentemente locos de la colina hay por todas partes y no vamos a ser los occidentales los únicos en tener pirados o extremistas, evidentemente también existen sectas y rollos chungos que nos traen los árabes y si topáis con alguien asi, pues mi consejo es que salgáis por patas. Pero yo he asistido a varios cursos maravillosos con Mohamed El Sayed de giro sufí y lo único que invadía por todas partes su discurso era la palabra "amor", y os aseguro que en todo momento respeta que la gente tenga otras características distintas a las suyas, a nadie se le hace un test de religión, política, etc. enseña en todo momento desde un escrupuloso respeto.

Llegamos al tema de la política y nos pasa como con la religión, que cada uno vota lo que le da la real gana o no vota, como es mi caso, tengo compañeros de ideologias muy diversas y aunque a veces discutamos, como os comentaba antes, por facebook o tomándonos un refresco, para bailar uno no tiene que entregar el carnet de afiliado a ninguna fuerza política. Podréis ver gente que baila en ocasiones en eventos a favor de ciertos grupos que si tengan sus ideologías, como otros bailan para una causa benefica o para su amigo Paco, pero no todo el mundo lo hace, de hecho hay muchos eventos que estan al margen de todo tipo de ideologías.

En cuanto a que somos vegetarianos o veganos, pues señores, menudos chuletones nos metemos algunos entre pecho y espalda, y muchos cumplen a pies puntillas aquel dicho que dice "que a mi me gustan del cerdo hasta sus andares"los carnívoros no son una excepción en la danza. Los que bailamos danza oriental o tribal comemos lo que nos gusta, y para gustos hay colores. Si que es cierto que hay muchos bailarines que son vegetarianos o veganos, pero también somos muchos los omnívoros y que yo sepa todavía no he visto ninguna regla en este mundillo que diga que tu dieta tiene que cumplir x pautas.

Lo de "sister" que lo escucharemos mucho en tribal, viene sobre todo por el ATS y aquello de considerar a los miembros de tu grupo "tribu" como hermanas (nuevamente se descarta a los chicos cuando los hay) que se quieren mucho y que son todas ideales de la muerte. Pues para nada, lo siento mucho si os habiais hecho ilusiones, pero aqui os vais a encontrar de todo como en la calle, gente que se quiere mucho y gente que no tira un zapato a la cabeza porque baila descalza, que sino.... si que es cierto que se trata de promover la unión y todas estas cositas, pero puñaladas traperas las hay a cientos y hay mucho postureo en torno a la palabrita en cuestión, asi que disfrutad de lo bueno que tiene, que lo hay y mucho, pero no seais bobos de tragaros que todo el mundo os va a adorar porque lo mismo os encontrais una sopresita nuevamente. Mirad a vuestros compañeros como lo que son, no son vuestros hermanos, os podreis querer más o menos pero seguiran siendo coleguillas, amiguetes o porque no incluso pueden llegar a ser muy buenos amigos, pero no esperéis que den la vida por vosotros u os presten un riñón incondicionalmente ¿vale?, y sobre todo atentos a cuando ya no estéis en su mismo círculo, porque hay quien en cuanto te distancies tres metros o unos meses es como si pasase de Dr, Jekill a Mr. Hyde.

En definitiva y por no extenderme mucho más, con el resto de puntos pasa lo mismo, que dentro de la danza hay gente muy dispar, pero no prejuzgueis las ideas de nadie solo porque os diga que baila, porque os podéis llevar muchas sopresas.

He querido hablar de este tema porque me resulta curioso que alguna personas me pregunten sobre la danza como si fuesen a alistarse en un club con normas como las que os he comentado, y no es asi, os lo aseguro, yo misma soy claro ejemplo de ello y además si encontráis sitios donde cualquiera de estos puntos sea casi ley, mejor buscaros otro sitio, porque es una de las primeras muestras de falta de respeto. Y otro de los motivos que me ha llevado a escribir esta reflexión es que ultimamente parece haber una especie de cruzada en contra de todo lo que es sospechoso de ser árabe, y bueno, como os digo nosotros llevamos a mucha honra nuestro interés por la cultura árabe lo cual no quiere decir que tengamos el mismo interés por lo negativo que oriente también tiene, y luego también hay muchos estilos que son bastante más occidentales de lo que mucha gente piensa, es decir, no creais que no barremos también para casa lo nuestro.

Eso que dicen algunos de que para bailar danza árabe hay que ser árabe o al menos conocerse a pies puntillas cada milímetro de sus costumbres no es para nada cierto, habra cositas que puedan ayudar por supuesto, pero ni mucho menos es imprescindible y se puede bailar siendo muy occidental y sin perder tu identidad propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi web

Danza del Vientre Asyut

Facebook

Pinterest

Canal Youtube